Already registered ? Log in
Entrada del malecón: areneras y aserraderos

Entrada del malecón: areneras y aserraderos


Junto al actual paseo fluvial del río Anllóns y coincidiendo con los últimos cinco kilómetros navegables del cauce, empezamos a recordar parte de la historia marinera de estas aguas. En la posguerra, los madereros portugueses introdujeron la explotación del pino en la zona. Los bosques de Bergantiños daban abundante materia prima que se distribuía a toda España desde el puerto de Corme. Estos castillos de tablas constituyen una memoria de la época dorada, cuando en esta villa de Ponteceso había diecinueve aserraderos a vapor y dos eléctricos.
La entrada del malecón (dique de tierra y piedra) también era punto de encuentro para las gabarras, embarcaciones de madera a motor. Sobre ellas se sacaba arena del lecho del río para después secarla en los depósitos situados en las márgenes de la ribera. Aun hoy se pueden ver los restos de alguno de estos depósitos, así como los viejos norays de hierro en las que se amarraban las barcas.
Hasta hace pocos años, durante la temporada de invierno y coincidiendo con el llenado de la marea, en este tramo era frecuente ver a los pescadores aficionados que cogían angulas en las noches más frías del invierno o platija (solla, en gallego) con métodos tradicionales como la “estacada” y la “fisga”. Tu camino por el malecón estará franqueado tamariscos, unos arbustos que resisten muy bien las duras condiciones climatológicas.

Lat : 43.2423Lng : -8.90449
0 m
3 years

Be the first to comment !

En poursuivant votre visite, vous acceptez l'utilisation de cookies permettant d'améliorer votre navigation. Pour en savoir plus, cliquez ici